BEAUTY

¡Oh! ¡oh! Retención de líquidos. / Oh! oh! Fluid Retention.

Noviembre 20, 2015

 

¡Hola, chicas!

Algunos días me levanto y tengo uno o dos kilos de más “inexplicablemente”, lo sé porque me siento hinchada y la ropa me aprieta. Mi cabeza se vuelve loca intentando encontrar el motivo de esta voluptuosidad repentina, tomando en cuenta que estoy haciendo los mismos ejercicios de siempre y con la misma alimentación de todos los días, entonces ¿que está pasando?.

Este post lo dedicaré a un tema que muchas mujeres desconocen y que no son capaces de identificar si lo padecen, esto es LA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS.

sabiasque-1

  • – Estudios revelan que el 80 % de las mujeres sufren la retención de líquidos.
  • – Un gran porcentaje no sabe que lo padece y suele confundirlo con “aumento de peso”.
  • – La retención de líquidos nos puede provocar un aumento de entre 1 y 3 kilos en nuestro peso habitual.
  • – Afecta más a mujeres que a hombres debido a la progesterona, una de las hormonas sexuales que actúan en la segunda fase del ciclo menstrual.
  • – Nuestro cuerpo está compuesto 60 % de agua.
  • – La retención de líquidos no es una enfermedad independiente, sino un síntoma que refleja una alteración en el organismo.
  • – Suele darse con frecuencia en la zona de las piernas y se debe solo a una cuestión de gravedad, ya que en esta área de la circulación requiere mucha más fuerza.
  • – Muchas veces confundimos la retención de líquidos con la hidratación y la diferencia de ambos conceptos esta en que en la primera el agua se encuentra en el tejido intersticial y en la segunda el agua esta dentro de las  células.
  • – Puede ser un problema hormonal o genético. 

Por estos motivos es importante saber que es, cuales son las causas y lo que mas nos interesa, como combatirlo.

¡Empecemos!

eh

¿Que es la retención de líquidos?

La retención de líquidos, es la acumulación de fluidos en los tejidos de nuestro organismo como señal de que algo está teniendo dificultades para funcionar, ya sean por causas hormonales, genéticas o provocadas por nosotros mismos.

¿Como se produce la retención de líquidos?

Veamos rápidamente un poco de biología.

Todos los seres vivos de este mundo estamos compuestos por células que contienen liquido con los nutrientes necesarios para el adecuado desarrollo del organismo, a su vez están rodeadas de líquido que es el encargado de transportar los nutrientes que ellas necesitan y retirar sus desechos.

Existe una especie de bombeo constante, el cual pasa el agua de fuera hacia dentro de la célula y viceversa, manteniendo el equilibrio nutricional de las mismas. Para que esta bomba de agua funcione correctamente, el líquido dentro y fuera de la célula deben tener unos minerales específicos, estos son el sodio (liquido extracelular) y el potasio (líquido intracelular). Este intercambio de agua se realiza a través de las membranas que rodean a las células las cuales tienen como función filtrar el líquido que entra y sale de las mismas.

Ambos minerales son necesarios para el intercambio de fluidos, pero con unos niveles ya programados. Los problemas ocurren cuando esos niveles son modificados y nuestro cuerpo no tiene la capacidad suficiente para reponerlos (en caso de déficit) o expulsarlo (en caso de exceso).

Mucha biología en muy pocas lineas ¿verdad?

Lo explicaré con dibujos y en otro ambiente.

Siempre que profundizo en un tema que involucre el funcionamiento del cuerpo humano, imagino una empresa grande y exitosa, con fábricas, jefes, empleados y artículos de oficina. Todos contenidos en un gran edificio (el cuerpo humano) trabajando 24 horas al día; normal que algún trabajador se enferme 😛

Nos vamos a ir solo a un departamento de esa empresa, el departamento celular.

retencion-de-liquidos-1

Imaginemos que el departamento celular es del tamaño de un gran almacén (el tejido) con muchas oficinas (células), separadas por pasillos (liquido extracelular). Cada oficina debe mantener su inventario de artículos en orden (nutrientes), para que todo marche sobre ruedas. Las oficinistas de color rosa (potasio) dentro de cada cubículo, se encargan de recibir lo que es necesario, ordenar y sacar lo innecesario; Las conductoras verdes (sodio) son las encargadas de entregar los artículos en la oficina y colocar en el montacargas los artículos desechados. Este intercambio se hace a través de una ventana que hay en la pared de cada oficina (membranas). Los pequeños montacargas (agua) tienen como función transportar los artículos de oficina y retirar la basura para posteriormente ser desechados por los camiones de aseo (la orina).

Sodio y potasio trabajan de la mano, son vitales para el adecuado suministro de artículos dentro de cada oficina y la retirada de desechos de las mismas.

Estos empleados están programados para hacer su trabajo las 24 horas del día. El problema viene cuando algunos días el número de conductoras aumenta por motivos ajenos al departamento (nuestro hábitos). El gerente se ve en la necesidad de aumentar los montacargas también (agua), de esta manera, las conductoras de más podrán ser evacuadas rápidamente y volver a los niveles normales.

Para estos casos, la mejor solución es aumentar los montacargas para que haya equilibrio entre montacargas y conductores (agua y sodio) y aumentar el número de oficinistas que colabore a la fluidez del intercambio (potasio). Poner algunos fiscales de tránsito que aligeren el tráfico seria de ayuda (Diuréticos).

Los seres vivos somos organismos muy complejos, todo funciona en perfecta sincronía, nada sobra y nada puede faltar.

salyyo-prueba

  • – Ingesta de sodio, cocinar con mucha sal, comer alimentos enlatados, con conservantes o ricos en sodio son la mayoría de las veces la causa principal del problema.
  • – Beber poca agua, aunque nos parezca extraño si el cuerpo detecta que no recibe la cantidad suficiente, reacciona almacenando agua de reserva.
  • – Sedentarismo, estar sentado o de pie por muchas horas, practicar poco ejercicio.
  • – Problemas circulatorios, disminución de la circulación linfática y aumento de la presión venosa.
  • – Problemas renales, cardiacos, trastornos del hígado pueden mostrar retención de líquidos en la parte superior del cuerpo.
  • – Ingesta de medicamentos como pastillas anticonceptivas, tratamientos con cortisona entre otros.
  • – Síndrome Pré menstrual: se debe al desajuste hormonal durante el ciclo menstrual.
  • – Estrés
  • – Calor, con el calor se dilatan los vasos sanguíneos y esto produce la inflamación de las piernas y abdomen.
  • – La ingesta de azúcar libera la hormona insulina, la cual favorece la retención de líquidos.

 

soluciones-1

 

  • – Consumir alimentos ricos en potasio. La banana o plátano es el número uno cuando se trata de potasio, también tenemos las legumbres (en especial las judías negras), el aguacate, naranjas, lima, mandarina, nueces, patatas (papas), tomates, melones, fresas, manzanas, setas (hongos). Muchos alimentos son ricos en potasio, pero también tienen naturalmente un alto nivel de sodio como lo son las acelgas o las zanahorias, por lo que su consumo debería ser controlado.
  • – Llevar una dieta baja en sodio y evitar los alimentos precocinados, enlatados o con conservantes, ya que la mayoría de estos también contiene altos niveles de sodio.
  • – No suprimir por completo la sal, solo disminuir lo que agregamos al cocinar.
  • – Beber agua cada día y de baja mineralización preferiblemente. Lo ideal seria 2 litros al día, pero si eres de esas personas que no te provoca tomar agua constantemente, agrégale a tu vaso unas gotas de limón o naranja para darle sabor.
  • – Hacer ejercicio con regularidad ayuda a que el exceso de líquido circule y sea eliminado a través de la orina. Los ejercicios cardiovasculares más recomendados son aquellos que no tienen impacto y por su posición favorecen el riego sanguíneo. Estos serian los de posición sentada como la bicicleta o tumbado como la natación.
  • – Tomar diuréticos ayuda, ya sean naturales o fabricados (estos últimos bajo supervisión medica) pero es importante saber que los diuréticos también te hacen perder sales básicas, por lo que debemos compensarlo consumiendo una dieta balanceada.
  • – Evitar usar ropa demasiado ajustada y no abuses de los tacones, dificulta la circulación. Las cremas de efecto vascular son tus aliadas, aplícalas de forma ascendente.
  • – Si estas muchas horas sentado o de pie por motivos laborales, mueve las piernas o camina por momentos, así activaras la circulación.
  • – Los masajes y saunas ayudan eliminar líquidos y toxinas.
  • – Lo más importante, consultarlo con nuestro médico para descartar que sea una consecuencia de otro problema en nuestro organismo, además de obtener la asesoría para tratar el problema.

Espero que ahora sean unas expertas en retención de líquidos jajaja y ahora que tenemos noción del tema, puedan identificar los días que lo padecemos y podamos ayudar a nuestro cuerpo a solucionarlo.

Que les ha parecido ¿sabias acerca de este problema? ¿lo sufres con frecuencia? espero sus comentarios y que compartan conmigo sus experiencias, yo estaré encantada de responderles 🙂

Gracias por leerme.

¡hasta el próximo post!

Parte de la información de este post fue obtenida del libro Mujer en forma de Domingo Sanchez

You Might Also Like